Fuerza necesaria para aplastar el carbón